18 octubre 2012

Al menos tengo en dónde guardar lo que pienso, en dónde escribir lo que siento, no tengo ganas de ver nada más, sólo quiero escuchar jazz, después de pelearme con todo el mundo, la señora consciencia me está dando piquetes en la cabeza.
Estoy perdido en un ciclo extraño, no sé si inventar una máquina del tiempo, creo que la usaría para mi beneficio, y creo que finalmente perdería todo.
Estoy peleado con el mundo, estoy peleado conmigo, estoy peleado con los recuerdos que tanto me atormentan, hay pocos que debería salvar, aunque en realidad dudo en salvar un buen recuerdo o uno malo del que aprendí.
A veces no entiendo por qué sigo buscando a alguien que se interese en mi forma de pensar, porque por mucho que venga alguien a tratar de escucharme no lo hace, y finalmente nunca soy capaz de hablar como es.
Yo no sé, creo que le soy más sincero a este blog que a cualquier persona en este mundo, aunque no entiendo por qué la manía de hacerlo público, si está sin comentarios.
A veces intento mostrar lo que soy a cada persona que conozco pero termino escuchando sus problemas en vez de expresar los míos quizá mis problemas son minúsculos; a veces no entiendo nada, sólo tengo preguntas en mi cabeza, quiero huir a otra realidad, ser un completo desconocido, ver por mi cuenta si de verdad soy agradable o cómo funciona esto de la amistad. Porque creo que no entiendo la amistad, cuando tengo a un amigo o amiga, lejos, cerca, en internet o en realidad, debo bloquearla, porque soy un títere controlado por un ser inseguro de sí mismo. O el inseguro soy yo por no saber tener el valor para desatarme, ¿qué debo hacer para tomar valor?
Hay cosas que simplemente no se pueden ver, un día soñe que me daban muchos tiros, yo que creía no tener miedo, estaba sudando frio y mi corazón latía muy fuerte, sentía cómo poco a poco mi ser estaba desapareciendo, entonces desperté y recordé, ahora me pregunto si en realidad lo que quiero es irme ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario