28 marzo 2012

Nada

Siempre escribo cosas de las que al rato me voy a arrepentir; así como te pasó ayer, mientras me burlo de tus ataques de coraje e histeria, lloro en el fondo porque no me puedes entender, pero no debo dejar que hagas conmigo lo que quieras, porque soy libre y tengo autonomía, si no la tuviera, jamás hubiera elegido convivir contigo.
Escribo cosas de las que mañana me voy a arrepentir, pero qué más da el mañana, el único día que existe aparte de otros dos días ficticios, es el hoy, y hoy me sale escribir esto, porque hoy es el presente, y el presente es la realidad.
Como te pasó ayer que escupiste tus blasfemias, hoy decidiste volver con ternura; con tu permiso reiré nuevamente, porque a pesar del coraje que me dio leer tanta atrocidad, no caí, no dejé que acertaras al comentar que todo me enoja, entonces me río.
No me pude equivocar al pensar las cosas, pero no imaginé que lo que pensé ocurriera tan temprano,vaya pensar que iba a ser hoy.
Camino libre aunque soy dueño de nada, sólo estaba esperando una mentada, y así como van las cosas, pronto ocurrirá, tendré que ser de nuevo el malo que te diga adiós con un sonrisa en la cara, y en mi mente sonando una carcajada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario