29 marzo 2012

Hoy me levanté, deseando algo como un respaldo de mi memoria, reaccioné y me vi despierto como escoria, la escoria que no hace falta en éste estúpido mundo, recuerdo cuando hablabas de la jaula reclamando tu libertad, la libertad que yo privé por tanto tiempo y que a pesar del tiempo lamentabas reclamando tu inferioridad encerrada.
Hace tiempo entre mis sueños te vi sedienta del placer que obtenías al ver mi sufrimiento a punto de morir para partir, quería un segundo más para alejarme y no estar con ella que como estrella en su final estalla, y lágrimas en mi y tu mirada, algo zafado como lo zafados que fuimos amando como idiotas pensando en alguien más.
La flor murió y aunque me encuentro yo sin saber mi localización pienso si existe alguien que se supo ubicar en tu reloj porque mi locura hizo perder todo y entro todo se fue lo que sentí aunque sufrí, sigo siendo el malo, el que te tuvo que rechazar para no sufrir más, generado malos entendidos que ya no se pueden expresar, sé que en ocasiones me aproveché, pero no hice algo que jamás hayas hecho tú, mierda de mi vida, debes de escurrirte ya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario