14 noviembre 2011

Ahora que...

Se pausó tu sentimiento, después de estar cruzado con el mío, después de cruzar ideas con palabras.
Con canciones te recuerdo, y no sé si me quiero volver sordo, esto no forma parte de algo escrito, es parte de mi pensamiento nocivo, no estoy listo, tus lagrimas me hicieron perecer desde ese momento, en que la culpa inundó, mi día, mi mundo, mi vida, mi rumbo.
Quería vivir nuestras locuras, luego me di cuenta de que es muy fácil cambiar a alguien, cuando dijiste que me extrañabas, y un minuto después estabas hablando de alguien nuevo, otro nombre, otro sitio, una nueva fragancia, un nuevo sabor de boca.
Comprendí cierta parte, tu indecisión, tu juego, unos besos sin valor, unos labios sin color, esperabas los de otro.
Yo intentando ser delicado, pero tú habías experimentado, sabes fingir bien; ahora que recorres estas letras, tal vez recuerdes un poco el daño, ahora que el mundo es bizarro, ahora que te extraño y sigo anhelando besar tus labios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario