08 noviembre 2011

El que se pregunta.

El tipo mirando una y otra vez el perfil de ella, se preguntaba ¿Por qué? ¿Por qué si tengo novia? ¿Por qué me tienta la vida?
Estaba envuelto de nuevo en obsesiones, de nuevo la obsesión que le ha provocado esa mujer. Recordando sus decepciones amorosas, recordando la decepción de darse cuenta que estaba equivocado al imaginar a otras, una obesa, una enana, otra obesa y una horrible de la cara.
Ya no sabe en qué apostar, está esperando otra oportunidad de charlar con ella, respirar, pensar en una buena jugada, para enamorarla, un truco sucio para llevarla a la cama, y recordar para siempre lo que es quedarse con la inocencia de una niña, que se ha convertido en mujer.
Está pensando, va caminando aproximado más a su destino, un cyber, un café, un tecladista rápido a llegado a su local, con la jugada entre las manos, él un año y medio mayor que ella, ella una niña en cuerpo de mujer, charlarán para discutir si tendrán un nuevo amorío, dispuestos a entregar sus ganas, sus ansias, la sed de pasión, la necesidad de compartir calor, entre el olor y luz de unas velas, la suavidad de su piel, debajo de las sabanas, él dentro, ella espectadora...

Él se pregunta ¿Por qué imagino tanto pero siempre termino haciendo nada?

No hay comentarios:

Publicar un comentario