12 noviembre 2009

Para empezar

Tal vez tengo algo de tiempo, me interrumpen en messenger constantemente y no me desconecto porque espero a alguien, a la persona que me hace suspirar, a veces me da coraje pero en fin, siempre espero en vano, llevas 6 meses sin conectarte, estoy frustrado, me eliminaste ¿verdad?.
Tengo una vida social que apesta, me pregunto si algún día tuve o voy a tener un amigo sincero, solo me quedé con esa idea de ¿Que habrá sido de ti? llevamos tanto tiempo sin vernos, casi 9 años, mi compañera de la primaría; me cambié de domicilio y nunca terminamos nuestra relación de niños, esa de mirarnos a los ojos y quedarnos callados, o preguntarme si terminó algo que simplemente quizá no recuerdas, pero tengo un vago recuerdo de que sucedió, no besé tus labios, pero tomarte de la mano era lo máximo.
Me imagino que eres hermosa, que haría por volverte a ver y volver a ver a las personas que consideré mis amigos en ese tiempo, yo parecía un nerd tonto, con una caries enorme en mi diente, mi peinado de Benito Juárez y con una corta idea de lo que era el mundo exterior, sin decir groserías, dormir a las 9 por obligación y no echaba desmadre ni andaba de vago como ahora.
Me pregunto si tendría más logros si me hubiera quedado allá, en Minatitlan Veracruz, como apestaba la refinería, pero a pesar de todo siempre he anhelado volver allá, no tenia ningún familiar cerca aparte de mis hermanos y mis padres. De cualquier forma dicen que siempre te llevas mejor con gente que no conoces que con tus familiares, así era, solo allá llegué a sentirme tranquilo, lo recuerdo tan solo como un sueño, algo que tal vez no existió, la historia de mi vida, supongo que empezó allá.
Recuerdo a la señora de la tienda, la persona más amable que he conocido en mi vida, lastima que siempre he sido tan estúpido que no he podido apañar alguno de todos los consejos que me dio, tan pequeño y yo me veia en la universidad, pero nada me hacía falta, era de dieces, aunque muchas veces fui victima de niños más grandes que yo, fue cuando comencé a pensar, ¿Por qué existe la gente mala?
Aún recuerdo las burlas que día a día hacían de mí, no he querido acostumbrarme, al llegar a casa se me olvidaba, pero si sucedía algo más también era regañado o golpeado en casa, vivía con terror hacia mi madre, aunque siempre pensé que ella quería guiarme por el mejor camino...
>>>Seguirá
Soy Juan y no bailo en el zaguán, y esto es algo de mi ridícula y corta historia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario