27 octubre 2009

No hay nada de consejos en la entrada

Hoy escribo para desahogar, no se que es una pena, sinceramente hoy no quiero saber nada, tengo rabia, miedo, no lo sé, solo es una estupida confusión.
Me dí cuenta de que muchas personas prefieren seguir viviendo en la mentira, no importa nada, esto no es una crónica y hoy no te pediré que lo leas, no lo harás aunque te lo suplique, sí, te hablo a ti, tu que estas detrás de la pantalla, no escribo cosas chuscas, quería ser serio, pero tal vez a mis 17 eso es imposible, pero no me da la risa, pienso si acaso necesito algo más de esfuerzo, pero vivo perdido entre mis contradicciones, pero al fin comprendí que este medio es personal, personal porque solo yo leo, y si tú lees, muchas gracias.
Yo con mis pinches peros, ¿puedo escribir cosas interesantes? no lo sé; hoy estuve viendo las ventajas y las desventajas del lugar en el que me tocó vivir, vivo en la mismo colonia de hace 9 años, me he cambiado de casa en tres ocasiones, la más reciente fue hace una semana.
Tiene casi nueve meses que empecé con mi mayor sueño el RAP la ilusión, mi refugio, mi entretenimiento, ¿pero que pasa? pues nada solo sigo siendo la misma persona que pasa desapercibida, tal vez eso debería de alegrarme un poco, pero cuando quiero pasar desapercibido, por ejemplo cuando asaltan el camión (desventaja de vivir aquí) en el que voy, resulta que soy visto, me pregunto si tengo algo de suerte, nunca he sido despojado de algo de valor elevado.
Esta semana se subieron esos desgraciados sin oficio en Indios Verdes para pedir dinero en nombre de la misa de "San Juditas" Aparte de todo, les tienes que dar dos pesos mas a huevo que de ganas, a mi me da pena ajena, porque les piden a todos; a veces van niños en el camión y ellos con sus malditas "monas"
Yo no doy consejos, que vivan como quieran pero al final creo que a todos nos afectan sus modos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario