18 marzo 2013

Me siento bien

Ayer decidí resignarme, borré muchas cosas tuyas que tenía que ver a diario, para olvidar, hace unos días dije que detestaba el tiempo porque me iba a separar de ti, ahora que lo pienso, creo que me equivoqué, me siento mejor, la tormenta está pasando, por supuesto no pude hacerlo solo, a veces se necesita algo más para poder poner los pies en el suelo, y tanto que me gusta volar, pero sinceramente lo necesitaba, debo prepararme más, ampliar mi mente a nuevos horizontes, no dejaré que cosas así me impidan seguir, a final de cuentas siempre se quedan las personas a las que les importas y les has importado de verdad.
Las palabras de amor han sido devaluadas, pero es responsabilidad nuestra darles un verdadero sentido, pelear contra la monotonía, la inseguridad, la desconfianza, alguien me dijo que es bonito pasar por todo esto, desde el inicio hasta el final, porque en realidad no hay finales felices, pero ¿quién dice que todo debe tener final?
No tengo temor, no tengo miedo de estar solo, porque así llegué, y así me iré, no tengo miedo de quedarme sin tener idea de lo que es el amor, tal vez ya sé lo que es, tal vez estoy perdido y no sé de qué hablo, sigo joven, tengo inteligencia, sentido del humor más o menos bueno, pero me río de todo, eso ha de ser bueno, me iré preparando, uno nunca sabe ni el lugar, ni la fecha, ni de quién te vas a enamorar, pero sin forzar las cosas estaré dispuesto a esperar, quizá ir en busca de eso, aún no estoy seguro, no soy egoísta, pero creo que es tiempo de concentrarme más en mí, darle gusto a mis gustos, y si encuentro a alguien a quien le gusten mis gustos, que le quiera dar gusto a mis gustos, será genial, me volveré a enamorar tal vez, tal vez después estaré escribiendo de nuevo algo similar a esto, o tal vez no tenga que mencionarlo nunca más.

Pero me siento bien y las flores son verdes como sus tallos, el cielo es rojo como mi mente, el sonido del silencio existe, y el viento                . Pero me gusta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario